Prémialo con un snack Nutreat Nutritivo

Saber educar a nuestros perros es una gran responsabilidad; afortunadamente, hoy en día, la mayoría de personas usamos refuerzos positivos para educar a nuestros amigos peludos y enseñarles cómo deben comportarse en las diferentes situaciones del día a día. Como reforzadores podemos usar distintas opciones: nuestra voz, las caricias, el juego y la comida. Esta última es sin duda la más utilizada.

El uso de premios en forma de comida o snacks en la educación canina está muy extendido, ya que es un modo sencillo de recompensar a nuestros perros cuando hacen algo bien. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunos aspectos sobre el uso de snacks en la educación canina.

En primer lugar, es fundamental entender que los snacks son premios puntuales que damos a nuestros perros para reforzar una conducta positiva. Por lo tanto, nunca deben sustituir a su alimentación habitual, ya que no satisfacen las necesidades nutricionales de nuestro perro.

Cuando empezamos a enseñar una conducta nueva a nuestro perro o queremos fijar un comportamiento, es importante premiarle siempre que lo hace bien. Esto implica que al principio deberemos premiar muchas veces a nuestro compi con los snacks. Por tanto, conviene reducir de forma proporcional la cantidad de pienso que le demos al día para evitar sobrepeso.

Conforme vaya conociendo los ejercicios y vaya realizando las conductas que deseamos, deberemos ir reduciendo poco a poco los premios, hasta que solo le demos el snack de vez en cuando para mantener la motivación y evitar que deje de realizar la conducta deseada.